15 cosas que no deben hacer las empresas en las redes sociales

Las redes sociales tienen un gran potencial para las marcas. Gracias a ellas se puede lograr visibilidad, generar confianza y hasta aumentar las ventas. Sin embargo, se debe tener mucho cuidado, ya que un error puede ocasionar graves problemas y generar una crisis 2.0 ante la que no se sepa reaccionar.

Este tipo de problemas son comunes. Para responder correctamente a las crisis, las marcas deben analizar primero el alcance del problema, planificar sus respuestas, no entrar en polémicas y sobre todo, no precipitarse. Gestionar estas crisis es muy importante y más aún, prevenirlas. Con estos consejos sobre lo que no hacer en redes sociales, se pueden evitar en la medida de lo posible.

Ignorar las tendencias, no contestar a los seguidores, no tener un plan de acción o no saber gestionar los comentarios negativos y las críticas, son algunos pecados imperdonables en redes sociales

  1. No estar al corriente de las tendencias: es importante estar al corriente de las nuevas tendencias y conocer lo que funciona y lo que no. Las marcas y los Community Manager deben conocer las palabras de moda como Bomboclaat o Stan, y, por supuesto, las nuevas redes sociales que van apareciendo y saber si son útiles para su negocio y sus objetivos, cómo y cuándo utilizarlas de la forma más correcta.
  2. Ignorar a los seguidores: El principal error de muchas marcas es no escuchar y no contestar a los seguidores. Siempre se debe prestar atención a los comentarios y críticas, y responder a ellos de la forma más adecuada.
  3. No ser transparente: ocultar, mentir o no hablar con transparencia a los usuarios suele causar un mal efecto. Estas prácticas generan mala reputación rápidamente entre la comunidad. Las marcas deben ser claras y utilizar los elementos fundamentales para crear una buena imagen de marca.
  4. No planificar: La planificación es vital para las redes sociales. Sin un plan de acción definido, con respuestas e información sobre el público objetivo y sus necesidades, cualquier acción fracasará. Además, sin un plan de acción se suelen tomar decisiones precipitadas.
  5. Confundir las cuentas: Las cuentas profesionales o de marca no pueden publicar contenido personal. Un error común entre CM y marcas es confundir las cuentas de trabajo con las personales. Es importante separar las dos facetas y no compartir una imagen de las comidas en la cuenta profesional.
  6. No gestionar los comentarios negativos: Gestionar las críticas no es sencillo. A nadie le gustan. Sin embargo, en la redes sociales se está expuesto a comentarios positivos y negativos, y es necesario saber lidiar con ellos. Los comentarios negativos y las críticas son una oportunidad de mejorar. Es importante agradecer siempre las observaciones y ser lo más respetuoso posible. Ante comentarios destructivos, jamás hay que responder.
  7. No tener objetivos claros: Uno de los principales errores de muchas marcas, es no tener unos objetivos definidos. Antes de crear los perfiles, es importante analizar y fijar objetivos.
  8. Publicar demasiado contenido: Cada red social tiene un ritmo. Twitter es muy rápido y necesita mayor volumen de contenidos. Sin embargo, publicar 2 o 3 contenidos a la hora en Facebook es un error. Es importante no aburrir a los seguidores con millones de artículos. Es mejor publicar pocos contenidos, pero de mucha calidad.
  9. Publicar solo cuando se tiene inspiración: En una cuenta personal, se puede publicar o no publicar o publicar solo cuando se está inspirado. Sin embargo, la cuenta profesional requiere publicaciones constantes. Aunque no conviene pasarse, se debe mantener una regularidad en la publicación de contenido.
  10. Demasiado contenido promocional: Aunque es bueno publicar contenido promocional de vez en cuando para aumentar las ventas, no conviene pasarse, ya que los usuarios se cansarán si una marca se centra en contenidos de venta. El objetivo máximo debe ser aportar valor al seguidor, no conviene olvidar este punto.
  11. Abarcar demasiado: Las marcas deben tener presencia en más de una red social. Sin embargo, tampoco deben estar en todas. Es imposible gestionar correctamente 10 perfiles sociales. Es mucho mejor tener 3 perfiles bien configurados, con contenido atractivo y regularidad en la publicación. Escoge las redes en función de tu público.
  12. Comprar seguidores: Muchos influencers y empresas han caído en esta mala práctica. Comprar seguidores es siempre una mala idea. Un solo seguidor comprometido con tu contenido es mucho mejor que mil seguidores falsos. Además, al comprar seguidores expones tu información y puedes tener problemas, recientemente se filtraron contraseñas de Instagram a través de una de estas aplicaciones.
  13. No usar hashtags: Los hashtags son etiquetas que permiten a los usuarios encontrar los contenidos rápidamente. Utilizar los hashtags correctamente puede mejorar la visibilidad y el engagement de los usuarios con la marca.
  14. Hacerlo todo solo: Es imposible gestionar las cuentas de redes sociales profesionales por uno mismo. Si una sola persona debe encargarse planificar, crear y programar todo el contenido, la calidad se resentirá. Es importante contar con equipo de expertos en social media que se hagan cargo de esta tarea.
  15. No usar las plataformas de publicidad: Todas las redes sociales cuentan con sus propias plataformas de publicidad nativa. Para que el contenido sea relevante y aparezca al mayor número de usuarios posible, es necesario apoyarse en la publicidad.

 

Fuente: trecebits.com