EL PRIMER ERROR POLÍTICO DE VIZCARRA

El presidente de la República, Martín Vizcarra, ha cometido su primer error político desde que asumió el mando, el 23 de marzo pasado, al proponer en las últimas horas el regreso a la bicameralidad.

“También es necesario analizar la conveniencia o no de la bicameralidad. Son temas que diversos expertos tienen su opinión, pero que en el Congreso no se han discutido. Ha llegado el momento en que el Ejecutivo presente de manera responsable, una propuesta al legislativo para que sea estudiado” dijo Vizcarra en CNN.

Lo dicho por el presidente más parece un globo de ensayo que una propuesta encaminada a resolver un problema.

En primer lugar, parece insostenible cualquier argumento que incremente las plazas en el congreso, por más importante que sea el senado o una segunda cámara revisora o más reflexiva. Es difícil que los ciudadanos, hoy día, aprueben más burocracia congresal y un presupuesto adicional a los casi 500 millones de soles que engulle anualmente el parlamento peruano. ¿Sabe el presidente la frondosa burocracia, formada por miles de trabajadores, que vive para “ayudar” a los actuales padres de la patria? ¿Dos cámaras van a ahorrarnos dinero o duplicaremos el presupuesto?

En segundo lugar, la bicameralidad es tan solo una pata de las múltiples que tiene el denominado “sistema político” que es lo que, en realidad, está en una profunda crisis. Por eso, más que enfocar el tema en una cámara adicional, lo que debería plantearse es la reforma del JNE y los Jurados Especiales, la ONPE y los partidos políticos donde hay que debatir sobre su conformación, su democracia interna, los sistemas de financiamiento y la publicidad en época electoral, entre muchos otros temas. La bicameralidad, por si sola, no resuelve nada.

En tercer lugar, porque ya se ha dado ese debate por parte de todas las bancadas. ¿Qué ppkausas, de los que quedan, van a defender su propuesta? Y aún cuando el presidente ha señalado que además quiere legislar sobre voto preferencial y cifra repartidora, todos estos temas terminan fuera de contexto.

Quizá el presidente, que bastantes temas urgentes tiene que resolver, debería enfocarse en que su presidente del concejo de ministros tenga una presentación decorosa para sellar la investidura del gabinete.

Vizcarra y Villanueva, han dado muestras, en los primeros 30 días, de mucha ecuanimidad, sentido común y olfato político. Es evidente las distancias con el Ppkausismo confrontacional. Ojalá prioricen y ofrezcan resultados en el corto plazo. Es urgente que la aguja del crecimiento, a través del empleo y la inversión pública y privada, se mueva. Si eso no ocurre, se convertirán pronto en piñata de los ciudadanos que ya perdieron la paciencia después de 18 meses de desgobierno.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Google Buzz
  • LinkedIn
  • Tumblr
  • Yahoo! Bookmarks
  • E-Mail

Leave a Reply